Actualidad / El perro … de San Roque

El perro … de San Roque

5 diciembre, 2013, Comentarios desactivados


San Roque nació en Montpellier, que pertenecía a la corona de Aragón,  alrededor del año de 1.300, siendo su padre Juan gobernador del lugar. Creció entre riquezas y comodidades. A los 20 años perdió a sus progenitores convirtiéndose en un rico heredero. Secretamente repartió entre los pobres sus rentas y beneficios y sin tenencia alguna en sus bolsillos se atavió de peregrino emprendiendo como mendigo el camino a los Santos Lugares de Roma.

La peste o muerte negra se apoderó de Europa durante el siglo XIV ocasionando millones de muertos. Entre dos y seis días era el periodo de incubación de la enfermedad ocasionando llagas o hemorragias cutáneas de color negro (de ahí su nombre) con espasmos y vómitos de sangre que conducían a la muerte.

Al llegar a Acquapendente, en la región de Toscaza, se encontró con la peste y aún a riesgo de perder la vida se dirigió al hospital y se ofreció para asistir a los enfermos. Durante ese periodo, sorprendió a los ciudadanos que no llegara a enfermar, situación que, por su bondad y entrega, los lugareños lo achacaban a que estaba “Bendito por el Señor”.

No obstante, al final de su estancia en el hospital, amaneció una mañana con llagas en su pierna izquierda. Para no infectar a otros decidió marcharse fuera de la ciudad hasta un bosque próximo. Allí encontró una gruta con un manantial de agua que utilizaba para beber y asearse. Cerca de allí se ubicaba un castillo perteneciente al noble Gotardo Pallastregui. Éste se sorprendió porque todos los días durante la comida, uno de sus perros salía corriendo del castillo con un trozo de pan en la boca. Decidieron  seguir al can y vieron asombrados como se dirigía a la cueva y se lo entregaba al Santo. También dice la versión popular que el perro le ayudó a sanar lamiéndole las llagas y heridas de su pierna.

Curiosidades

En Callosa de Segura “San Roque se apareció/en un corral de ganado/ y en la puerta del corral/ el Santo quedó estampado”. (Rogativa popular).

La fijación de la imagen, junto a un ángel y el fiel can, debió ocurrir durante los primeros años  del siglo XVI.

El 11 de julio de 1.807, previo documento del Papa Pío VII, San Roque sería elegido Patrón de Callosa de Segura. 

 

***

 

Colaborador: José María Palazón (profesor de Ciencias y Biología)

 

Los comentarios están cerrados